Anna Riera, biología marina en nuestro día a día – Bodega Crusoe Treasure

Anna Riera, biología marina en nuestro día a día

Anna Riera, biología marina en nuestro día a día 710 466 Crusoe Treasure

De madre polaca, padre catalán y vasca de adopción Anna Riera Smolinska refleja muchas culturas pero, sobre todas, la del respeto y el cuidado por el medio ambiente. Apasionada del mar y de los animales es licenciada en Biología Marina, experta buceadora y hasta sabe navegar. Por eso encaja a la perfección en el equipo de Bodega Crusoe Treasure.

¿Por qué decides estudiar Biología Marina?

Desde siempre me han encantado el mar y los animales. Escogí Biología Marina intentando acercarme al mundo de los cetáceos, pero durante la carrera conocí la Ecología Marina y me fascinó: cómo está unido el mar con la tierra; como lo que pasa en un sitio repercute en el otro. Cuando tuve la oportunidad me fui a Italia, al sur, de Erasmus para estudiar especialidad en Biología y Ecología Marina. Y cuando acabé la carrera, fui a hacer prácticas a las Azores trabajando en avistamiento de cetáceos, una de las mejores experiencias de mi vida. Es duro porque se trabajan cinco meses al año debido al clima, pero precioso. Veíamos cachalotes, ballenas comunes, delfines comunes, pintados, mulares

La biología marina busca el mantenimiento integral de todas las especies marinas y mejora de sus recursos ¿Por qué eso es importante?

La Biología Marina es una parte de la Biología general. Todo esta unido. El hecho de que desaparezcan especies o se contamine el mar no solo afecta en el Océano; afecta en la Tierra y a los humanos. Puede desaparecer una especie que pensamos que no tiene importancia y hacer que otras especies que consumimos dejen de existir. Es una cadena. Es como el “efecto mariposa” de la teoría del caos, que dice que “el aleteo de las alas de una mariposa puede provocar un Tsunami al otro lado del mundo”.

“De forma natural debería haber un cambio climático como parte de la evolución, pero no provocado por nosotros.”

En ese sentido ¿Qué opinas del Calentamiento Global y su consecuencias sobre los océanos? ¿Qué podemos hacer?

Podemos hacer muchas cosas. Los humanos provocamos que cambios que tendrían lugar en un proceso muy lento, de millones de años, se aceleren muchísimo. Eso no da tiempo a las especies a adaptarse. Se entiende que de forma natural debería haber un cambio climático como parte de la evolución, pero no provocado por nosotros. Lo primero que tenemos que hacer es ser conscientes: revisar fuentes de energía, grados de consumo, residuos plásticos… Cada uno podemos aportar nuestro granito de arena pero, desde luego, tiene que estar como prioridad en la agenda de los gobiernos.

Los océanos cubren el 71 % de la corteza terrestre y se estima que sólo se ha investigado, hasta ahora, un 5 % de la vida en los océanos. Impresionante.

Los océanos son tan profundos que hasta hace muy poco no se podía bajar a determinadas profundidades. Conocemos los que están cerca de los continentes o a poca profundidad. Se ha visto claro con el ejemplo de los calamares gigantes. Se tenían por seres mitológicos hasta que los encontraron en la realidad. Ahora disponemos de más herramientas y se ha podido acceder a la fosa de las Marianas, el lugar más profundo del océano a 11.034 metros bajo el mar. Así que la investigación se va haciendo poco a poco.

Como bióloga marina, ¿que es lo que más te apasiona de Bodega Crusoe Treasure?

El cambio que ha habido en nuestra bodega submarina. Cuando entré era solo un proyecto incipiente. La teoría nos decía que los módulos del arrecife artificial se iban a llenar de vida. Ahora 8 años más tarde vemos que es así. Está lleno de especies que viven, se reproducen, se alimentan y se protegen de los depredadores en nuestra bodega submarina-arrecife artificial. Es muy gratificante. Cada año encontramos una especie nueva. Este por ejemplo, hemos encontrado huevos de Marrajo, una especie protegida de tiburón. Además nuestra bodega-arrecife es un laboratorio vivo que nos brinda una infinidad de oportunidades para aumentar nuestro conocimiento y poder compartirlo.

Para ser tan importante para nosotros los humanos, la Biología Marina no está muy presente en nuestras vidas…

Está presente, pero sin llamarlo Biología Marina. Lo tratamos como concienciación ambiental, y afortunadamente está creciendo mucho en los últimos años. Hasta hoy estábamos más centrados en los bosques, pero ahora más organizaciones se preocupan del tema marino. Es lo adecuado porque la Biología Marina está muy unida. Estaría muy bien dar a conocer las especies… acercarla más a la educación básica en los colegios. Durante algunos años una de nuestras áreas de trabajo abarcaba la concienciación ambiental y hemos hecho actividades con colegios y hemos visto que en el programa educativo casi no se trata, ni en la oferta de actividades. En ese sentido seguimos abiertos y, de hecho, animamos a los colegios a tratarlo porque transmite muchos valores. También falta tenerlo en cuenta a veces en el ámbito laboral y poner en valor todas las opciones profesionales que puede brindar el mar y los océanos.

“Cada botella de vino submarino lanza un mensaje de conservación de los mares”

Vuestros vinos Crusoe Treasure conquistan por su calidad enológica, pero sobre todo por el proyecto que hay detrás

Cada botella de vino submarino lanza un mensaje de conservación de los mares. No solo envejecemos los vinos bajo el mar, sino que ayudamos enormemente a la recuperación de la zona marina. En nuestro caso, en Plentzia, la zona estaba muy devastada por la pesca y se nota la recuperación. Los pescadores nos cuentan que alrededor de la microreserva la fauna marina ha aumentado en cantidad y tamaños.

¿Un sueño profesional?

Es más un sueño personal. Me gusta seguir aprendiendo, estudiando, descubriendo día a día las maravillas de la vida en su totalidad. La madre naturaleza es verdaderamente impresionante. Poder aportar algo que ayude a su conservación, aportando mi granito de arena que nos lleve hacia un mundo más sostenible.