• Entrega 24/48h en Península y 3-5 días laborables en UK | Envío gratuito.

La vida de nuestros vinos al salir del mar

La vida de nuestros vinos al salir del mar

La vida de nuestros vinos al salir del mar 1024 768 Crusoe Treasure

 ¿Quieres descubrir cómo se conservan nuestros vinos submarinos?

Puede que, como amante del vino, o como consumidor de experiencias nuevas y diferentes, tengas entre tu colección alguno de nuestros vinos submarinos y te hayas preguntado cómo conservarlo sin que pierda toda su autenticidad. Quizás te hayas preguntado si debes seguir las mismas pautas de conservación de un vino envejecido únicamente en tierra para que mantenga todo su sabor, aroma y color o si realmente la vida del vino submarino cambia completamente al salir del mar. Para resolver todas tus dudas, te lo contamos en este post:

  • La ubicación: Se debe buscar el lugar ideal para almacenar nuestros vinos. Lo más deseable sería mantenerlos en una nevera de vinos, a temperatura constante y con muy poca luz. Si en tu hogar no cuentas con un lugar de este estilo, la mejor opción sería conservarlos en un armario climatizado o, en su defecto, en un armario oscuro situado en un rincón fresco de la casa, como podría ser en un sótano, o en las plantas bajas. Eso sí, debes de tener en cuenta que normalmente la cocina es uno de los peores lugares para conservarlos por sus vibraciones, ruidos y cambios de calor, por lo que es el lugar menos indicado.

 

  • La temperatura: La temperatura debe ser lo más constante posible. Nuestra recomendación es mantener los vinos blancos a 12ºC y los tintos a 15ºC.

 

  • La humedad: Como ocurre con la temperatura, es igual de importante vigilar la humedad relativa del ambiente, dado que una humedad relativamente baja puede provocar que el corcho se seque y se deteriore, permitiendo que entre aire dentro de la botella. Nuestra recomendación es mantener una humedad relativa entre 65% y 75%.

 

  • La luz: Los vinos deben estar almacenados preferiblemente en un lugar oscuro para así no acelerar la degradación de los mismos en su exposición directa a la luz. Esto afecta tanto a la luz natural como a la artificial.

 

  • Posición de la botella: Las botellas se debe almacenar en posición horizontal. De esta forma permitiremos que el vino y el corcho estén en contacto constante. Lo recomendable es no mover la botella de vino una vez almacenada, debemos evitar que sufran agitaciones o movimientos bruscos, para permitir que el vino repose y evolucione de la manera más natural posible.
  • Vida de nuestros vinos: A día de hoy, las analíticas, que realiza Antonio T. Palacios, indican que en esas condiciones, los vinos tintos pueden llegar a aguantar 10 años sin problemas y los vinos blancos entre 5 y 7 años. Más allá de ese tiempo, dependerá de cada vino y de cómo hayamos conservado esa botella. Nuestra recomendación, los vinos están excelentes para su consumo a día de hoy pero si quieres puedes conservarlos durante 5 años y el vino mejorará de forma natural.
  • ¿Y una vez abierto el vino?: Una vez que hemos abierto una botella de vino, si no nos la vamos a terminar de una vez, si es vino blanco lo podemos guardar en el refrigerador. Antes, deberemos minimizar el contacto entre el vino y el aire contenido en la botella para evitar la oxidación, esto lo conseguimos con una bomba de vacío. En el caso del vino tinto, debemos guardar la botella en un sitio fresco, sin corcho, máximo un par de días.

 

En líneas generales, la conservación de uno de nuestros vinos submarinos no discierne mucho de la conservación de un vino envejecido en tierra, lo que facilita el consumo de este. Una vez seguidos estos pasos, ya podrás disfrutar de la experiencia de degustar un vino Crusoe Treasure y comprobar por ti mismo el sabor único y representativo.