• Plazo de entrega 24h/48h en Península | Envío gratuito en Península y Reino Unido

¿Quieres embarcar en el Crusoe Treasure?

¿Quieres embarcar en el Crusoe Treasure?

¿Quieres embarcar en el Crusoe Treasure? 1000 563 Crusoe Treasure

Una de las herramientas que facilitan nuestro trabajo en la bodega submarina es nuestro barco, el “Crusoe Treasure”.

Nacimos como un proyecto de investigación

Nuestra bodega empezó como un proyecto de investigación que buscaba saber si era verdad que el vino y otras bebidas alcohólicas evolucionaban de forma diferente debajo del mar. En los inicios, trabajábamos con embarcaciones pequeñas y con lanchas semirrígidas. No era fácil y resultaba peligroso para los buzos profesionales.

Proceso de producción complejo

Cuando creamos la Bodega Crusoe Treasure vimos que nos hacía falta tener una embarcación propia con una serie de características que facilitara nuestro particular proceso de producción. Por ese motivo, empezamos a buscar una embarcación que tuviera la capacidad de extraer los jaulones de vino y reducir el tiempo de descompresión necesario para recuperar el vino y por tanto también aportara mayor seguridad a los buzos.

Necesidad de embarcación propia

Estuvimos buscando barcos e incluso miramos la opción de construir uno, pero decidimos que era mejor tener un barco auténtico y con historia y nos decantamos por coger un barco tradicional de batea de mejillones.  Así que en 2013 nos fuimos a Galicia. Para elegir un buen barco contamos con la ayuda de un jefe de máquinas gallego, ya retirado, que trabajaba en un barco de pesca de Lekeitio. Él nos ayudó a revisar los barcos, encontrando finalmente lo que buscábamos en Vilagarcía de Arousa.  Se trataba de una embarcación de la familia Galván, que lleva muchos años en el mundo del mejillón. Acabamos comprando uno de ellos, el Galván sexto.

Una vez comprado, se le hicieron una serie de reformas allí en Galicia y en el momento de partir la familia Galván vino a despedirse, les daba “morriña”, a día de hoy aún mantenemos el contacto con ellos, a pesar de los años que han pasado. Trasladamos la embarcación por carretera con un transporte especial hasta Plentzia. Fue una aventura digna de una película.

El “Crusoe Treasure”

Cuando llegamos, se colocó con una grúa en el mar. Aquí lo rebautizamos como Crusoe Treasure.

Es un barco construido con madera de roble en 1984, con casi 15 metros de eslora, 4,10 m de manga y que cuenta con una grúa que puede levantar sin ningún tipo de problemas la carga que necesitamos sustentar cuando sumergimos o extraemos vino del mar.

Al frente del barco, está Javier Ortega, nuestro patrón, quien cuida y gestiona el barco. Javi conoce a fondo la embarcación y es quien nos aconseja sobre los mejores momentos para realizar las tareas y nos advierte cuando se puede o no salir a navegar.

Han pasado algunos años ya desde su adquisición, es un barco que exige mucho mantenimiento a lo largo del año para cumplir todas las normativas y para su buena conservación, pero estamos muy satisfechos con su funcionamiento y le hemos cogido cariño, como suele pasarle a la gente de mar con sus embarcaciones.

Las experiencias vividas a bordo, el paisaje, los momentos difíciles, las personas que nos han visitado…todo ello, hacen del barco Crusoe Treasure, un “compañero” de viaje más en nuestra bodega.

Si paseáis por Plentzia, lo podréis ver fondeado en la ría y si queréis embarcar y conocer más, sólo tenéis que contactarnos, será un placer llevaros a bordo.