• Entrega 24/48h en Península y 3-5 días laborables en UK | Envío gratuito.

Quiero tener mi colección de vinos, ¿me hago mayor?

Quiero tener mi colección de vinos, ¿me hago mayor?

Quiero tener mi colección de vinos, ¿me hago mayor? 800 600 Borja Saracho

Si te empieza a apetecer hacer cosas que hace unos años no te plantearías, te estás haciendo mayor, pero no te agobies, se puede seguir disfrutando mucho ;). Hace poco tiempo me di cuenta de ello yo mismo. Con los años disfrutamos con otro tipo de cosas.

Una de ellas, puede ser empezar a crear tu propia bodega o pequeña colección de vinos e ir descubriendo cada vino con tu familia, con tus amigos, y aprender junto a ellos.

Crea tu propia colección de vinos

Crea tu propia colección de vinos, tu propia bodega puede ser muy gratificante e incluso una muy buena inversión. Hay muchas bodegas por el mundo, vinos de todo tipo, pero aquellos vinos únicos, desconocidos, o de series muy limitadas… además pueden llegar a convertirse en grandes joyas enológicas y económicas en pocos años.

De hecho, han surgido en los últimos años empresas que son fondos de inversión en vino. Inviertes una cantidad de dinero que se invierte en vinos muy especiales que ese propio fondo compra en tu nombre… y que pueden llegar a darte grandes rentabilidades.

Si bien esa opción existe… ¿por qué no empezar buscando pequeñas joyas, vinos muy especiales de bodegas pequeñas, que por cómo lo elaboran o cómo se han creado tienen una diferenciación clara?.

El vino como inversión

El vino, sobre todo el tinto, dura muchos muchos años, tu inversión no se perderá fácilmente y el día de mañana si lo deseas, podrás disfrutar de un gran vino, un tesoro que has cuidado durante mucho tiempo, o convertirlo en un producto de alta rentabilidad, ya que es muy probable que su valor se haya disparado. Fiscalmente, además, en algunos países tienen ventajas interesantes.

Hace unos años, un americano multimillonario nos visitaba en nuestra bodega, era dueño de su propia empresa de inversión en Wall Street. Tras comprar un volumen de nuestros vinos importante, le dije en un inglés macarrónico, – “Muchas gracias por confiar en nosotros, me hace mucha ilusión que confíes en nosotros…”

Me respondió, “amigo Borja, vuestros vinos son buenos, son muy únicos y diferentes, gracias a ti por la oportunidad de comprarlos, ya que sé son una buena inversión… Si triunfáis, valdrán más, y si la bodega cerrase su valor aún será mas alto, mi inversión está asegurada …”.

Cada botella de vino es un mundo

De aquella conversación, han pasado ya algunos años y he ido conociendo un poco mas el mundo del vino, un mundo enorme y apasionante. He empezado a crear mi propia colección de vinos. Muchos de ellos regalo de otros bodegueros que se nos acercan a visitarnos, otros, regalos de amigos y otros muchos comprados con ilusión.

Blancos, tintos, rosados y espumosos. Cada uno es un mundo. Una vez tengas un sitio donde empezar a guardarlos, (no hace falta que tengas muchos), disfruta, infórmate y colecciónalos. Y cuando lo consideres oportuno, compártelos con tu gente, en mi opinión, es la mejor manera de saborearlos. Además podrás profundizar en cada uno de ellos con ilusión y aprender de toda la información que por lo general no nos da tiempo a conocer cada vez que abrimos una botella de vino sin prestarle la atención que se merece.

De vez en cuando con los amigos y la familia, abrimos un vino muy especial que nos regalaron en Croacia, o un vino blanco extraordinario del Ródano… lo ubicamos en el mapa, lo presentamos, lo explicamos, lo catamos… y hoy día con Internet ves hasta las viñas… ¿te animas?

Si además te tira obtener rentabilidades, o saber que tienes un tesoro muy especial, comienza a coleccionar vinos, disfrutarás mucho aprendiendo sobre la historia de cada uno de ellos, de cada bodega, de cada terruño y enólogo que hay detrás, gente excepcional con historias maravillosas por descubrir.

Mi consejo

Si me lo permites, te aconsejo que no dejes de tener alguno de los vinos de nuestra Bodega Crusoe Treasure, lo tienen todo para ser muy especiales en unos años… además de su historia maravillosa y de su excepcional calidad, cada vez se acaban antes… y algunos tardan mucho en volverse a elaborar… sin duda, un buen comienzo para una buena colección de vinos.

Junto a tu colección, empezarás a tener buenos libros de vinos, copas, sacacorchos… te adentrarás en un mundo apasionante, te lo recomiendo y no es que nos estemos haciendo mayores, solo que cada vez disfrutamos con más cosas.

1 comentario